Acerca de

Página

Mi nombre es Bryan Jeanpierre Horna Vásquez. Nací en Lima, Perú, un 26 de agosto de 1996.

Desde muy pequeño sentía una gran fascinación por los ordenadores personales. Llegué a pensar “¿qué tendrán estas máquinas en su interior?”“¿qué es lo que las hace funcionar?”, y la que considero la más importante de todas: “¿por qué nosotros sólo podemos usar el tan llamado software mas no crearlo por nuestra propia cuenta?”.

Luego, cuando ya tuve mis 7 años cumplidos, le pedí a mamá algo extraño: “inscríbeme en donde pueda aprender algo de Word, Excel, PowerPoint”. Ella se quedó sorprendida por un momento, pues la verdad (ella) ni sabía qué era eso. Fuimos a buscar lugares donde se enseñara eso. Tiempos en los cuales nada más existía el Service Pack 3 del próximo a desaparecer Windows XP, y el paquete Office 2003. Encontramos una, pero lo que el director de lugar dijo fue contundente: “no aceptamos niños, pues no vaya a ser que malogren las máquinas”. Ojalá me lo encontrara para enseñarle a él a programar, pues tenía cara de satisfecho con el lema “yo sé ofimática”.

Logré inscribirme a mis 9 años, junto con mi madre. La educación fue mejor. Aún no existía Office 2007 ni Windows Vista, y teníamos que ir a comprar disquetes para presentar los trabajos. Nos dejaban un documento para redactar a velocidad secretaria experimentada. Recuerdo que mi madre me amenazaba con pegarme si no le ayudaba en el examen. ¡Qué dichosos tiempos!

Cumplí 11. Me compraron mi primer teléfono celular, un Sony Ericsson Z310. Y recuerdo que fui a ponerle juegos a una persona que “sabía” (para mí a esa edad, todos sabían más que yo). Me cobraron cierto monto por los juegos, y años más tarde descubrí que en un sitio web los obtenías gratis.

El suceso de haberme comprado ese dispositivo fue lo que inició mi vida como programador. Al abrir un juego, vi el logotipo de Java (la tacita de café, de la cuál aún no sé su significado), y en el centro diciendo “Java”. Como principiante, fui inmediatamente a buscar en la Internet qué era Java, si era algo malo, tal vez una compañía que fabrica juegos para móviles (lo que llegué a creer). Lo que encontré fue algo parecido a mi hipótesis: “Java es un programa para crear juegos, ya sea para móviles o para computadoras” (no recuerdo la fuente de donde obtuve esa respuesta). Adivinen qué: me volvieron a engañar. Aproximadamente 2 meses más tarde supe que Java era un lenguaje de programación.

No sabía qué era un lenguaje de programación. Y busqué. Encontré algo así: “conjunto de instrucciones definidas por cada creador del lenguaje, que unidas todas logran hacer un programa o prototipo”. No me quedó claro. ¡A comenzar con Java se dijo! Como siempre, pedí a mi madre que me comprara un libro acerca de Java. Con la cara que puso al escuchar el nombre de tal lenguaje, pienso que diría en mente: “mi hijo quiere criar cuyes y conejos”. Alegres nos fuimos a comprar el libro. Recuerdo que (mi madre) vio en la pasta del libro una tacita de café. Lo vería interesante y me lo compró. Saqué el libro del empaque y comencé a hojear algo. Junto a mi madre, vimos una gran cantidad de símbolos y códigos dentro del libro. Y para colmo que el código ni siquiera estaba a colores. Lo que no me gustó del libro fue que ni siquiera indicaba qué programas usar para comenzar a desarrollar lo que se mencionaba allí. Hasta aquí, acababa de cumplir los 13 años.

Una vez encontré lo que quería (el Java Development Kit y JCreator Pro), comencé a poner en práctica lo del libro. Pero si bien es cierto, el grandioso lenguaje Java no nos ayuda mucho a los que nos gusta la vida simplificada. Java es, según yo, para personas que ya tienen al menos bases en programación. Yo no las tenía aún. Era a penas un niño (me consideré adolescente recién cuando cumplí 15, no sé aún el motivo) de 13 años.

Busqué nuevas alternativas de lenguajes de programación para aprender. Encontré tal vez el que me pareció más interesante y fácil de aprender. No, Python no fue, fue PHP (PHP Hypertext Preprocessor, aún no sé en sí qué significa el PHP interior, tal vez sea Personal Home Pages). La verdad que la sintaxis de este lenguaje me pareció mucho mejor y fácil de entender, excepto por la “$” que debo anteponer a cada variable. Me esmeré en aprender eso. Y la pregunta del millón: “¿seguiste torturando a tu pobre madre para que te comprara otro libro?”. Respondo: sí, le pedí otro, esta vez de PHP básico. Fue la edición de Java, pero sólo cambiado el código y la sintaxis del lenguaje.

Mucho más adelante, conseguí un amigo “hacker” (era un script-kiddie) en Facebook. Si no mal recuerdo, se hacía llamar Jairo. Me comentó acerca de cómo se hacían sus hack, entre otros. Oí decir la palabra “hosting”, y pues tuve que ver qué era eso. Antes de saber qué era en sí, me topé con otro concepto: MySQL. Supe que era un motor de base de datos. Los únicos motores que conocía eran los del auto de mi padre y los de mis juguetes, los mismos que desarmé y quién sabe dónde estén ahora.

“Base de datos” me sonó interesante. Luego de investigar algunos conceptos, supe que tenía su máxima utilidad en PHP. Es un lenguaje versátil para eso, e incluso provee funciones propias para el manejo de este motor de base de datos. Más adelante supe que existían otros motores como Oracle, SQLite. Me pareció más fácil trabajar con MySQL, y la verdad es que cualquier motor era bueno para dejar de usar archivos de texto y estar parseándolos.

Luego, escuché a alguien hablar acerca de “JavaScript”, y lo que pensé fue que era una derivación de Java, por lo cual no lo estudié en su momento. Quería estudiar cualquier otro lenguaje de programación que no fuera Java. Pesquisé algo sobre el lenguaje, y supe que tenía muchas diferencias con lo que odiaba. Así que comencé a aprender el lenguaje. Ya no hubo libro, sólo mi voluntad de aprender. Busqué mucho en Internet acerca de JavaScript (ECMAScript), y encontré tal vez la web que me ayudaría mucho luego: DesarrolloWeb.

Así pasé mis años de Secundaria, cuando en el colegio ni siquiera enseñaron ofimática después del 1er año. Los pasé tratando de concentrarme en ambos, tanto en mis estudios como en la programación. No podía olvidar tantos lenguajes de programación (sentía que era el Rey por saber más que mis compañeros de eso, y si tenemos en cuenta lo de los compañeros, pues sigo siéndolo), a penas sabía dos, o tres si SQL también lo es. Por cierto, sabía HTML y poco de CSS, pero nunca he considerado a esos dos lenguajes sino estándares del W3C.

Acabé la Secundaria haciendo una página web para mi promoción. La verdad no fue tan bonita del todo, pero al menos fuimos la única promoción con este logro. Subí fotografías de mis compañeros y compañeras al sitio, y encima que no las sabía optimizar, quedó algo perfectamente dañino para todo aquel que veía mi página. Hubiera puesto HTML simple y listo, me quedaba mejor.

Y siguiendo con los lenguajes de programación, el libro que pedí fue uno de PHP avanzado, para iniciarme en el paradigma de la programación orientada a objetos. La verdad que me parecieron interesantes los contenidos del mismo.

Llegó la hora de prepararse para el futuro, para mi futuro. Una vez que sales de la Secundaria la verdad es que te olvidas de los amigos y amigas, y comienzas a estudiar al máximo para no quedarte atrás de los otros. Uno nada más piensa en estudiar más y más, pues se sabe que ingresar a una Universidad (nacional, odio las particulares) es un nuevo reto, y que lo que te enseñaron antes cubre sólo el 20% de tu puntaje de ingreso. Me preparé dos meses en una academia. Y digo academia porque merece ser llamada así.

En la academia conocí amigos y amigas que valían la pena. Dentro de ellos y ellas, recuerdo a Wendy, Karen, Rodrigo, Bryan, y Milagros. La verdad que hasta ahora los recuerdo, sin olvidar a Jazmin, Ronald, Yoshelin, entre otros. De verdad gracias a todos ellos por ayudarme e impulsar mi camino a la Universidad.

A mediados del mes de noviembre del año 2012, ingresé en una red social de nombre Argim. Era genial pasar el día allí descargando juegos para el otro móvil, más que juegos, aplicaciones Java (otra vez eso). Descubrí que en el sitio había chat. Ingresé, como cualquier otro usuario. La verdad casi todos son de Argentina o México, y allí alguien de mi nacionalidad no tiene tanta importancia que digamos. Miento, sí, al menos yo tuve la suerte de conocer a alguien que sí me valoraba aunque sea peruano. Su nombre es Fernanda (no voy a dar enlace a ella, ¿sí?). Mexicana, de buen alma, personalidad excelente, buenos ánimos, consejera número uno, señorita comprensiva, y así de varias cualidades. La verdad que ella empezó hablándome, y pienso que tiene la culpa por eso. Es un placer aún tenerla como mejor amiga, pues es de esas personas que valen realmente tener como amiga. Poco a poco la fui conociendo, cada día más y más, con mis preguntas. Lo cierto es que siempre que converso con ella, aunque sea unos minutos, quedo totalmente tranquilo.

Postulé a una Universidad, gracias al apoyo de mis padres. No ingresé, y no es que ponga una excusa pero los que ingresan a la Universidad Nacional de Ingeniería mayormente son aquellos que tienen mínimo 2 años de academia. Las academias son un trauma para mí, sobre todo los “asientos” tan cómodos que tienen. No quise perder tiempo, y viajé a provincia a postular a otra, a la que ingresé y en la que actualmente curso la carrera de “Ingeniería de Sistemas”. No  me siento tan a gusto por haberme resignado a no ingresar a la Nacional, pero sé que puedo hacer mi traslado en cuanto acabe el 2do ciclo. Así que actualmente me esfuerzo.

En la Universidad, acabaron enseñando el lenguaje que más odio. Tener que poner un “System.out.println();” en lugar de un “echo ”;” es algo que no me gusta. Bueno, pues, de todas maneras intento, como siempre, destacar en lo que puedo.

En resumen, comencé a programar a mis 13 años (a varios les dije esto, sin creérmelo). Conocí a una personita muy especial, y curso estudios universitarios. ¿Qué más puedo pedir?

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s